Guicho es uno de mis mejores amigos desde hace más de 8 años, en estos 8 años hemos vivido muchas cosas, fiestas, viajes, risas, llantos, tristezas, pero sobre todo hermandad. Aún recuerdo la primera vez que conocí a Guicho, fue en la casa de Checha, al llegar al lugar, Guicho me saludó eufórico preguntándome si yo era el famoso “Richard” y yo lo contesté “sí, soy yo, mucho gusto” honestamente sin darle mucha y sin saber que ese día
había conocido a uno de los seres más importantes de mi vida, un ser humano sin igual, que desde entonces ha marcado mi camino y lo ha llenado de tantas alegrías, juntos hemos pasado por tantas dificultades apoyándonos, aconsejándonos, luchando pero sobre todo sonriendo. Y recuerdo muy bien ese día que te conocí, por esa fuerza que demostrabas, ese carisma, ese positivismo hacia la vida que sin duda es el que ha hecho que no me haya despegado de vos en todos estos años. Y hoy, una vez más, “ganas” una partida a la vida, pues estás rodeado de la gente que te quiere y casándote con la mujer que amas: Nancy.

Aún recuerdo cuando me hablaste de ella, parecías un niño de primaria, temblando, enamorado como si fuera la primera vez y feliz. Lo cual hizo que despertara en mi un deseo enorme por conocerla y sin equivocarme el día que la conocí me di cuenta que había ganado una gran amiga, pues es una mujer genial y el estar juntos los hace ser una pareja magnifica.

Como anécdota tengo que destacar entre tantas, el nacimiento del famoso #TeamRichy no solo porque fue un evento demasiado controversial, sino porque ese día entendí por qué Guicho había escogido a Nancy como su fiel acompañante de vida. En un viaje sucedió un mal entendido entre un gran amigo y mi persona, Nancy sin conocerme tanto, se preocupó por lo que acontecía y en un evento se acercó a mi mientras Guicho y yo hablábamos sobre el tema y me dijo: “usted no se preocupe, yo soy TeamRichy” al pasar el tiempo y conocer más a Nancy entendí que no era una mujer cualquiera, no era una “Chiqui” cualquiera, era una persona increíble, que no solo se preocupaba por su pareja sino le preocupaba lo que a su pareja le importaba y eso, encontrar ESO hoy en día es oro. Comprendí que esta bella pareja no solo compartía su amor, sino compartían sus valores, sus principios, su alegría y sus preocupaciones.

Desde entonces yo, hasta la fecha, juro ser #TeamNancy de por vida. Tengo sentimientos encontrados en este momento. Por un lado, no puedo con la felicidad por la nueva etapa que empiezan, pero por otro lado lo pienso y se me revuelve el estómago pensando en cómo pasa el tiempo, en que ya no somos unos niños inocentes, o unos rebeldes sin causa. Que ese tiempo ya cada vez se ve más lejano, y que lo que ayer se veía cercano hoy se convierte en los viejos tiempos. Y así es la vida, va pasando sin que nos demos cuenta, pero de lo que puedo estar seguro es de que la hemos aprovechado. Y agradezco a la vida, y a Dios, que los haya puesto en mi camino, porque son de las mejores y más valiosas cosas con las que tengo el placer de contar. Amistades así no se dan todos los días.

Los quiero infinito hoy y siempre, y no sólo espero, sino que doy fe de que, aunque nuestros caminos se separen un poco por las prioridades de la vida, vamos a estar juntos hasta viejos, con la misma esencia de cuando nos conocimos hace más de 8 años, espero que podamos compartir la vida entera, con todas las etapas que esta va a conllevar; altos y bajos.
Mi querido hermano te deseo de corazón lo mejor en este viaje que emprendes junto a esta tremenda mujer. Mucha paciencia, y recuerda que el amor es un trabajo diario. No te quedes dormido, haz un pequeño esfuerzo por tu relación todos los días. Riégala, nútrela con detalles, y acuérdate de que siempre vas a tener un amigo con quien contar.

En una nota personal, quiero hacer un pequeño paréntesis para dar gracias a ese ser que hoy nos hace falta físicamente aquí, ha ese ángel que es la razón de que hoy estés vos acá cumpliendo tus sueños, tus metas, alcanzando lo que muchos se pasan la vida buscando “la felicidad”. Le quiero enviar un abrazo enorme al cielo y agradecerle por darme al hermano que siempre quise, porque cuando la recuerdo siempre viene a mi mente su rostro sonriente, feliz, eufórico, lleno de carisma y positivismo, ese mismo rostro que me saludo a mi hace 8 años y el mismo que veo hoy cumpliendo su sueño. Ella vive en vos… y siempre será inmortal en nuestras memorias, con toda certeza hoy te digo hermano, está muy orgullosa de vos.

No me resta más que decirles felicidades, que Dios los bendiga, los cuide, que sean muy felices y que tengan un hogar lleno de felicidad y mucho amor.

Los amo… Ricardo #TeamGuichoYNancy.

Leave A Comment